Saltar al contenido
A

Función de los Aceites

Función de los Aceites
Vota este artículo

Los aceites son sustancias en estado líquido viscoso en condiciones ambientales (temperatura y presión a nivel del mar). Técnicamente son lípidos o materiales grasos formados por triglicéridos que poseen radicales insaturados, o lípidos formados por la unión de tres moléculas de ácidos grasos y una molécula de glicerol (compuesto perteneciente a la función alcohol).

Los aceites son hidrofóbicos (no se mezclan con el agua) y lipofílicos (forman mezcla homogénea con otros aceites). Pueden ser de origen vegetal, animal o mineral.

funcion de los aceites

Función

Los aceites ocupan un papel muy importante ya que son los representantes más importantes de los lípidos en la alimentación.

Estos corresponden a la principal fuente de energía proveniente de los alimentos.

La función de los aceites es la de garantizar el transporte y la absorción de las vitaminas E, D, A, K y de sustancias que presentan actividad antioxidante, como los compuestos fenólicos y los carotenoides, que se encuentran disueltos en ellas.

Origen y aplicaciones

Origen vegetal

Obtenidos de plantas llamadas oleaginosas, en general de sus frutos. Son muy utilizados en cocina. Se extraen de forma bruta y deben pasar por procesos químicos y físicos de refinado para que se los pueda consumir en alimentos.

Origen mineral

Obtenidos en el proceso de refinación del petróleo (separación de componentes), caracterizados por una mezcla de hidrocarburos. Se emplean en la lubricación a bajas temperaturas (aceites lubricantes) y en el mantenimiento de piezas mecánicas que actúan como desengrasantes (fluidos de corte).

Origen sintético

Obtenidos de varios tipos de productos, con diferentes propiedades, a partir de transformaciones químicas (polimerización, transesterificación) de materiales de la industria petroquímica, empleados como: desengrasante, lubricación más eficiente a altas temperaturas (debido a la estabilidad térmica y a la oxidación) y otras formas como combustible. Entre ellos tenemos al diésel, que es preferentemente utilizado como combustible en los motores diésel y como lubricante en la bomba inyectora de combustible en estos motores.

Básicamente el aceite lubricante está compuesto por aceites básicos, pudiendo ser mineral o sintético, cuya función en el motor es la de lubricar, proteger contra el desgaste, proporcionar limpieza y refrigeración.