Saltar al contenido

Función de los ácidos nucleicos en los seres vivos

Los ácidos nucleicos son moléculas orgánicas que se encuentran en todas las células vivas. Están formados por una cadena larga de nucleótidos, que son moléculas más pequeñas que contienen una base nitrogenada, un grupo fosfato y un azúcar.

Los dos tipos principales de ácidos nucleicos son el ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico).

El ADN contiene la información genética que determina las características hereditarias de un organismo, mientras que el ARN se utiliza para llevar la información del ADN a otras partes de la célula para que se pueda utilizar.

Función

Los ácidos nucleicos son moléculas que se encuentran en todas las células vivas y son esenciales para la vida. Los ácidos nucleicos se dividen en dos tipos principales: el ácido deoxirribonucleico (ADN) y el ácido ribonucleico (ARN).

El ADN es la molécula que contiene la información genética de un ser vivo. Esa información genética es la que determina cómo se desarrolla un organismo y cómo funciona su cuerpo. El ADN se encuentra en el núcleo de las células y se organiza en una estructura llamada cromosoma.

El ARN, por su parte, es una molécula que se utiliza para transferir la información del ADN hacia las partes de la célula que la necesitan para llevar a cabo sus funciones. El ARN se puede encontrar tanto en el núcleo como en el citoplasma de las células.

En resumen, los ácidos nucleicos son esenciales para la vida porque contienen la información genética que permite a los seres vivos desarrollarse y funcionar correctamente.

Estructura

Los ácidos nucleicos están formados por una cadena larga de moléculas llamadas nucleótidos. Cada nucleótido está compuesto por tres partes: una base nitrogenada, un grupo fosfato y una molécula de azúcar deoxirribosa en el caso del ADN, o ribosa en el caso del ARN.

Las bases nitrogenadas que se encuentran en los ácidos nucleicos son cuatro: adenina (A), guanina (G), citosina (C) y timina (T) en el ADN, o adenina (A), guanina (G), citosina (C) y uracilo (U) en el ARN.

La estructura de los ácidos nucleicos se basa en la formación de pares de bases entre dos cadenas de nucleótidos. En el ADN, las bases se unen entre sí mediante enlaces de hidrógeno para formar pares A-T (adenina con timina) y C-G (citosina con guanina).

Esta estructura se conoce como doble hélice. En el ARN, las bases se unen para formar pares A-U (adenina con uracilo) y C-G.

En resumen, la estructura de los ácidos nucleicos está formada por una cadena de nucleótidos enlazados entre sí mediante pares de bases nitrogenadas. En el caso del ADN, esta estructura se organiza en una doble hélice.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de los ácidos nucleicos en los seres vivos. Disponible en: https://www.funcion.info/acidos-nucleicos-seres-vivos/