Saltar al contenido

Función de las biomoléculas orgánicas

biomoleculas organicas

Las biomoléculas orgánicas son compuestos químicos que se encuentran en los seres vivos y que son esenciales para su funcionamiento.

Algunos ejemplos de biomoléculas orgánicas son las proteínas, los ácidos nucleicos (como el ADN y el ARN), los lípidos y los carbohidratos.

Estas moléculas juegan un papel crucial en el funcionamiento de los seres vivos, como en la estructura de las células, la regulación de los procesos metabólicos y la expresión de los genes.

Función

Las biomoléculas orgánicas son moléculas que se encuentran en los seres vivos y son esenciales para el funcionamiento de los organismos.

Algunos ejemplos de biomoléculas orgánicas son las proteínas, las enzimas, los ácidos nucleicos (ADN y ARN) y los carbohidratos.

Las proteínas son moléculas grandes y complejas que se encargan de realizar una amplia variedad de funciones en los seres vivos.

Por ejemplo, las proteínas son esenciales para la estructura y el movimiento de las células, así como para la producción de hormonas y enzimas.

Las enzimas son proteínas que catalizan reacciones químicas en el cuerpo. Sin enzimas, muchas de las reacciones químicas necesarias para la vida no podrían ocurrir.

Los ácidos nucleicos son moléculas que contienen la información genética de un organismo. El ADN (ácido desoxirribonucleico) es la molécula que contiene la información genética de un ser vivo, mientras que el ARN (ácido ribonucleico) es una molécula que se utiliza para transferir la información del ADN a otros lugares dentro de la célula.

Los carbohidratos son moléculas que se encargan de proporcionar energía a los seres vivos. Los carbohidratos se pueden encontrar en alimentos como el pan, la pasta y el arroz, y son la principal fuente de energía para el cuerpo humano.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de las biomoléculas orgánicas. Disponible en: https://www.funcion.info/biomoleculas-organicas/