Saltar al contenido

Función de la Carta Formal

Una carta formal es un tipo de escrito que se utiliza en situaciones en las que es importante mantener un tono serio y respetuoso.

Las cartas formales suelen utilizarse en contextos profesionales o académicos y suelen ir dirigidas a personas con las que no se tiene una relación cercana.

Una carta formal suele incluir un encabezado con la dirección del remitente y del destinatario, un saludo inicial, el cuerpo del mensaje en el que se expone el motivo de la carta, y un cierre formal.

Es importante seguir una estructura y utilizar un lenguaje adecuado en las cartas formales para transmitir el mensaje de manera clara y efectiva.

Función

La función principal de una carta formal es comunicar de manera efectiva un mensaje a una persona o entidad de manera respetuosa y profesional.

Las cartas formales se utilizan en situaciones en las que es importante mantener un tono serio y respetuoso, como en contextos laborales o académicos.

La carta formal puede tener distintos fines, como solicitar información, hacer una petición, ofrecer un servicio o producto, dar un aviso o notificar un acontecimiento, entre otros.

En resumen, la función de una carta formal es facilitar la comunicación en situaciones formales y profesionales.

Estructura

La estructura de una carta formal suele incluir los siguientes elementos:

  • Encabezado: en este apartado se incluyen la dirección del remitente y del destinatario, así como la fecha en la que se escribe la carta.
  • Saludo inicial: en este apartado se saluda al destinatario de la carta. Lo más común es utilizar un saludo formal, como «Estimado señor/a» o «Estimado Sr./Sra.«.
  • Cuerpo del mensaje: en este apartado se expone el motivo de la carta. Es importante presentar la información de manera clara y concisa, utilizando un lenguaje adecuado y evitando las palabras ambiguas o confusas.
  • Cierre formal: en este apartado se concluye la carta de manera adecuada. Lo más común es utilizar una frase de despedida, como «Atentamente» o «Quedo a la espera de su respuesta».

Algunos otros elementos que pueden incluirse en una carta formal son:

  • Una introducción: en este apartado se presenta brevemente el remitente y se indica el motivo de la carta.
  • Una conclusión: en este apartado se resumen los puntos principales del mensaje y se hacen las recomendaciones o sugerencias necesarias.
  • Una firma: en este apartado se coloca la firma del remitente, junto con su nombre y cargo (si es aplicable).
  • Una nota de pie de página: en este apartado se incluyen informaciones adicionales que no encajan en el cuerpo del mensaje, como referencias o datos de contacto.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de la Carta Formal. Disponible en: https://www.funcion.info/carta-formal/