Saltar al contenido

Función de la celobiosa

celobiosa

La celobiosa es una sustancia química que se encuentra en la saliva de las personas y de algunos animales. Es una forma de azúcar simple que se utiliza como fuente de energía en el cuerpo.

La celobiosa se puede encontrar en alimentos como la miel, la fruta y los productos de panadería. Es importante tener en cuenta que la celobiosa es diferente de la celulosa, que es una fibra vegetal indigestible.

Función

La celobiosa es una forma de azúcar simple que se utiliza como fuente de energía en el cuerpo. Cuando se ingiere, la celobiosa se descompone en el estómago y el intestino delgado y se convierte en glucosa, que es la forma en que el cuerpo utiliza el azúcar como energía.

La celobiosa también puede ayudar a mantener el equilibrio de los niveles de azúcar en la sangre y a prevenir la caries dental. Además, la saliva contiene enzimas que ayudan a digerir los alimentos y a mantener la boca limpia y saludable.

Estructura

La estructura química de la celobiosa es una molécula de azúcar simple compuesta por seis átomos de carbono, doce átomos de hidrógeno y seis átomos de oxígeno.

Esta molécula se asemeja a un anillo, con los átomos de carbono en la parte exterior y los átomos de oxígeno y hidrógeno en el interior.

La celobiosa es una forma de monosacárido, lo que significa que está formada por una sola molécula de azúcar y se puede descomponer en una sola molécula de glucosa cuando se digiere.

Es importante tener en cuenta que la estructura de la celobiosa es diferente de la de la celulosa, que es un polisacárido compuesto por muchas moléculas de azúcar unidas entre sí.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de la celobiosa. Disponible en: https://www.funcion.info/celobiosa/