Saltar al contenido
C

Función del Citoesqueleto

Función del Citoesqueleto
Vota este artículo

El citoesqueleto es una estructura celular, una especie de red, compuesta por un conjunto de tres tipos diferentes de filamentos proteicos. Estos son: microtúbulos, filamentos intermedios y microfilamentos.

Composición

El citoesqueleto está formado básicamente por dos proteínas: actina y tubulina.

Características principales

Los microtúbulos (tubos huecos y largos) son más grandes que los demás componentes del citoesqueleto. Son los responsables tanto de la forma celular y del movimiento que se produce en las células.

También actúan en el movimiento de los cilios y flagelos.

Los filamentos intermedios están en el medio término, con respecto a su forma, si se los comparan con los microtúbulos y microfilamentos, siendo más grueso que los microfilamentos y más fino que los microtúbulos. Tiene la función de mantener las organelas celulares en sus lugares.

Los microfilamentos ayudan a mantener el vigor y la forma celular; dan soporte mecánico y colaboran en el movimiento; contribuyen con funciones de la membrana plasmática; actúan en la contracción muscular; migración de células embrionarias; combaten las infecciones y los procesos de cicatrización de la piel.

Funciones en la célula

  • Mantenimiento y organización celular, tanto en su forma como en su contenido. Se encarga también del movimiento de las células.
  • Le da forma a la célula.
  • Posibilita el movimiento circular del citoplasma en el interior de la célula, participando en el proceso de transporte de sustancias.
  • Permite la unión de las células.
  • El citoesqueleto de las células presentes en los músculos actúa en el proceso de contracción muscular.
  • Interviene en la formación y movimiento de flagelos y cilios.
  • En las amebas y en algunas especies de protozoos, el citoesqueleto es responsable del movimiento ameboide.
  • En el proceso de división celular, participan en el movimiento de los cromosomas.