Saltar al contenido
C

Funciones del Clítoris

Vota este artículo

El clítoris es una parte del órgano sexual femenino, junto con la vagina y el himen y está presente en los mamíferos. Es parte de la zona erógena, siendo considerada la principal fuente del placer femenino.

El clítoris se ha convertido en objeto de estudios relacionados con la explicación fisiológica para el placer y su posible relación con la función reproductiva, tema de debates que involucran cuestiones de salud y análisis sociológicos.

El clítoris se encuentra en la parte superior de la vagina, debajo del pubis y cerca de donde comienzan los labios.

No es fácil localizarlo, pues está cubierto por los labios que lo protegen. Para encontrarlo hay que separar los labios, aplicar una ligera presión en el sentido del pubis para que quede expuesto. El clítoris está protegido por un tejido muy similar al prepucio del pene.

Función del clítoris

La función del clítoris es darle placer sexual a la mujer, siendo el único órgano del cuerpo que cumple este papel.

El clítoris tiene el poder de intensificar el orgasmo femenino, poseyendo más de 8 mil terminaciones nerviosas muy sensibles, el doble del pene, haciendo que se alcance el orgasmo mucho más rápido.

Anatomía del clítoris

Así como otros órganos del cuerpo humano, el clítoris puede presentar diferentes formatos y tamaños, variando de acuerdo con la estructura corporal de la mujer.

Tiene dos partes, estando una en el exterior, con aproximadamente 5 mm y la parte interna posee alrededor de 4 cm.

Al ser estimulado, el clítoris aumenta de tamaño debido a la circulación sanguínea que se intensifica en el área, pues está constituido por un tejido eréctil, así como sucede con el pene. Cuando está en erección, la parte externa del clítoris puede aumentar hasta 2 cm.

Curiosidades sobre el clítoris

  • La anatomía del clítoris pasó a ser estudiada con más énfasis a finales de los años 90, cuando el urólogo australiano Helen O’Connell se dedicó a su estudio.
  • Con la edad, el clítoris puede volverse aún más sensible, aumentando la posibilidad del placer sexual.
  • Algunas tribus africanas se practican la mutilación genital femenina, resultando en la amputación del clítoris. Este es considerado un acto «bárbaro» por violar los derechos humanos.