Saltar al contenido
E

Función de los Electrodos

Función de los Electrodos
5 (100%) 1 voto

Los electrodos son materiales conocidos popularmente como polos conductores y su propósito es hacer una conexión entre los metales y sus aleaciones, transfiriendo así los electrones de un medio a otro.

Los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir un electrodo son el tipo de metal base a soldar, el tipo de empalme y la posición de soldadura.

La aplicación de este material se realiza en diversos mercados, tales como metalúrgicos, fundiciones, astilleros, industrias químicas, construcción civil, empresas de mantenimiento y cerrajería y puede ser utilizado en diversos tipos de materiales, tales como: aluminio, acero inoxidable, hierro, hierro fundido, latón, bronce, plata y níquel.

Se puede dividir en dos tipos de electrodos, con y sin recubrimiento, y esta distinción influyen en el resultado final de la soldadura, sin embargo, los electrodos que no tienen recubrimiento tienen ciertas limitaciones de uso debido a su forma y a la inestabilidad del arco. Sin embargo, los que están recubiertos proporcionan una mayor protección, control de integridad y añaden elementos beneficiosos al metal soldado.

Tipos de electrodos y sus funciones

Electrodos de acero inoxidable

Excelente resistencia a altas temperaturas y a la corrosión, bajo contenido en carbono, resistente a la fricción o al desgaste por compresión. Son adecuados para la soldadura de uniones o para el recubrimiento de acero inoxidable.

Electrodos de aluminio

Aptos para aplicaciones en soldadura de perfiles laminados y uniones de piezas de fundición de aluminio, reparación de bloques de motor, cilindros, ventiladores, accesorios, perfiles laminados, placas base y pantallas.

Electrodos de bronce

Recomendado par soldar y recubrir acero, acero fundido y cobre. Su aplicación se realiza generalmente para el revestimiento de válvulas, correderas, dispositivos de la industria química, astilleros, asientos de válvulas, bombas, cajones, turbinas, matrices y unión de cobre y acero.

También hay otros modelos disponibles, cada uno con un tipo específico de funcionalidad y uso. Para saber cuál es el más recomendado para el material que se desea soldar, es necesario contar con el asesoramiento de un profesional.