Saltar al contenido
E

Función de los Electrolitos

Vota este artículo

Los electrolitos son sustancias inorgánicas conocidas como minerales que son especiales para las funciones celulares normales.

Para las personas comunes, atletas, o practicantes de actividades físicas, la reposición de electrolitos que no son más que minerales específicos para el mantenimiento del funcionamiento del organismo son esenciales mantener la salud y también para potenciar los niveles de entrenamiento. Entre los electrolitos más famosos que se necesitan ingerir en cantidades correctas está el sodio.

Cuando se habla de reposición o ingestión de electrolitos, si hay una ingestión deficiente o excesiva, el organismo puede sufrir una serie de desequilibrios, que perjudicará la salud de las personas comunes, así como el desempeño de los que practican actividades físicas.

Principales electrolitos y sus funciones

Los principales electrolitos asociados a la fisiología del organismo son:

  • Sodio
  • Potasio
  • Cloruro

A continuación hablaremos de manera individual sobre cada uno de ellos.

Sodio

El sodio se considera como principal electrolito fuera de las células. Su principal función es mantener el volumen de la circulación sanguínea para que haya transporte de una serie de sustancias entre la sangre y el tracto intestinal, además garantiza la absorción de la glucosa, principal fuente de energía del organismo. El sodio se puede obtener a través de la ingestión de agua mineral, alimentos y también de la sal.

Según profesionales de la salud, como médicos y nutricionistas, cuando hay pérdida de sodio a través del organismo, ya sea por sudoración, orina, o evacuación, es importante que la reposición del mineral sea de manera rápida y abundante.

Potasio

El potasio se considera el principal electrolito existente dentro de las células y presenta una serie de importantes funciones en el organismo, como transportar oxígeno, participar en la contracción de los músculos, facilitar la conversión de glucosa en glucógeno en el hígado y también regular el sistema de presión arterial.

Como tampoco es fabricado por el organismo, el electrolito debe ser ingerido a través de una alimentación balanceada con ingestión de agua mineral natural de calidad. Su recomendación de ingesta diaria es entre 1600 y 2000 mg.

Cloruro

Su control metabólico muchas veces se da en conjunto con otro electrolito anteriormente mencionado, el sodio. Es la función renal de la persona la que determina su regulación. El cloruro es más abundante en el organismo en el medio extracelular, es decir, fuera de las células, pero el electrolito en cuestión posee la capacidad de difundirse de manera rápida entre el interior y el exterior de las células, ayudando en la regulación de la presión ejercida por el agua conocida como presión osmótica.

El cloruro contribuye con el transporte de gases dentro del cuerpo humano y ayuda en la regulación del pH sanguíneo, evitando que el mismo se vuelva extremadamente ácido, algo malo para el organismo.

La sal de mesa, utilizada ampliamente por las personas, es una mezcla de cloruro y sodio. Su ingestión debe ser a través del consumo de determinados alimentos y también a través del consumo de agua mineral de calidad.