Saltar al contenido
G

Función de los Glóbulos Rojos y Blancos

Función de los Glóbulos Rojos y Blancos
Vota este artículo

Los glóbulos rojos son células anucleadas, constituidas solo por membrana plasmática y citoplasma, son bastante complejas. Se originan en la médula ósea por la proliferación y maduración de los eritroblastos, fenómeno llamado eritropoyesis.

Los glóbulos rojos o hematíes son cóncavos y achatados, nacen dentro de los huesos, en una parte llamada médula ósea, que es la misma usada para trasplantes en los casos de leucemias. Estas tienen un tiempo de vida muy corto, alrededor de 100 a 120 días.

funcion de los globulos rojos y blancos

En la mayoría de los casos, los glóbulos rojos jóvenes de los mamíferos poseen núcleo, cuando maduran, los pierden, probablemente para que así haya más espacio en la célula para el transporte de gases, además de facilitar el paso por vasos muy finos, pues existen capilares tan finos, que solo permiten el paso de un glóbulo rojo a la vez. Sin el núcleo este se puede comprimir dentro de estos vasos, facilitando el paso.

Los glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos, son células blancas de la sangre, son aquellas que forman parte del sistema inmunológico o sea, son las células de defensa, responsables de la protección del organismo. Son células producidas en la médula ósea y presentes en la sangre, linfa, órganos linfoides y varios tejidos conjuntivos.

Un adulto normal posee entre 4 y 11 millones de glóbulos blancos por cada microlitro (milímetro cúbico) de sangre.

Una persona produce aproximadamente 100.000 millones de glóbulos blancos al día.

Función

Glóbulos rojos

Las funciones primordiales de los glóbulos rojos son: la de transportar oxígeno de los pulmones a los tejidos, manteniendo la perfusión tisular adecuada, y transportando CO2 de los tejidos a los pulmones. La hemoglobina, que constituye el 95% de las proteínas de los glóbulos rojos es la responsable de estas funciones.

Glóbulos blancos

Glóbulos blancos (o leucocitos) forman parte del sistema inmunitario del organismo. Tienen como función el combate y la eliminación de microorganismos y estructuras químicas extrañas del organismo por medio de su captura o mediante la producción de anticuerpos, ya sean patógenos o no.