Saltar al contenido
H

Función de los Huesos de la Cara

Función de los Huesos de la Cara
Vota este artículo

Los huesos de la cara, esplanocráneo el viscerocráneo, son los huesos de la cabeza que se encuentran delante del cráneo.

El esqueleto facial se compone de 14 huesos, siendo seis huesos pares y dos huesos impares.

Huesos y sus funciones

Cigomáticos

O hueso de la mejilla, tiene una forma cuadrangular, formando la prominencia de la mejilla y el piso de la órbita. Es un hueso pequeño, y su importancia es que junto con los procesos cigomáticos de la mandíbula y del hueso temporal forma el arco cigomático (pómulos). Se articula con los huesos: frontal, esfenoides, maxilar y temporal.

Los nasales

Son dos pequeñas láminas que juntas forman el dorso de la nariz. Se articula con el hueso frontal en la parte de arriba, con la lámina perpendicular del hueso etmoides, con la base de la nariz en el lado opuesto y con el cartílago del septo nasal.

Vómer

Hueso impar que forma las partes inferior y posterior del septo nasal. Es una sola lámina delgada en forma de cuadrilátero, se articula inferiormente con los maxilares y huesos palatinos y en la parte superior con la lámina perpendicular del etmoide y con el rostro esfenoidal. El lado posterior es libre y el lado anterior se articula con el septo cartilaginoso.

Lagrimales

Son los huesos más pequeños y frágiles de la cara, forman parte de las paredes medias de las órbitas. Se articulan con cuatro huesos: frontal, etmoides, maxilar y la concha nasal inferior. Contribuye al surco lacrimal y al conducto nasolagrimal.

Conchas nasales inferiores

Constituye la parte inferior de la pared lateral de la nariz. Se articula en su parte anterior con la mandíbula y en la parte posterior con el hueso palatino y tiene su margen inferior libre.

Los palatinos son relativamente pequeños, pero extremadamente importantes y complejos, se localizan posteriormente a la cavidad nasal y contribuye a la formación de tres cavidades: el piso y la pared lateral de la cavidad nasal, el techo de la boca y el piso de la órbita. Está formado por una parte vertical y una horizontal y presenta tres procesos: piramidal, orbital y esfenoidal.

Maxilares

Hueso plano e irregular y juntas contribuyen en la formación del techo de la boca, el piso y las paredes laterales de la cavidad nasal y el piso de la órbita. Tienen un papel importante en la producción del habla. Se articula con nueve huesos: frontal, etmoides, nasal, cigomático, concha nasal inferior, lagrimal, palatino, vómer y maxilar del lado opuesto.

Cada hueso está formado por un cuerpo y cuatro procesos:

  • Cigomático: pequeño, irregular, triangular
  • Frontal: forma parte del límite lateral de la nariz.
  • Alveolar: espeso y esponjoso, contiene ocho alveolos en los que en los adultos se alojan los dientes superiores.
  • Palatino: forma la mayor parte del piso de la nariz y el techo de la boca, formando todo el paladar.

Mandíbula

Es el hueso más grande y más fuerte de la cara y también el único móvil, es denso y bastante largo, vista desde arriba, la mandíbula, parece tener forma de “U” o una herradura. Su principal función biológica es sostener los dientes inferiores.

La mandíbula está compuesta de un cuerpo, en el que de cada extremo sube una rama en ángulo recto que se articula en la fosa mandibular del temporal. La parte perpendicular de la mandíbula se llama rama y se extiende hacia arriba, terminando en dos procesos: el coronoide y el condilar. En la parte inferior, la rama termina en un punto importante: el ángulo de la mandíbula.

  • El proceso coronoide es el proceso más anterior de los dos procesos, es una proyección puntual y está dirigida posteriormente, por lo tanto, es convexo en el frente y cóncavo atrás, se observa la inserción del músculo temporal y masetero.
  • El proceso condilar sube para encontrarse con el disco articular de la articulación temporomandibular (ATM) en la fosa mandibular del temporal. En el cuello del proceso condilar está fijado el músculo pterigoideo lateral.

El hueso hioides

Es un hueso importante, que forma parte del sistema respiratorio, masticatorio, y fonoarticulatorio. Es un hueso único, situado en la parte anterior del cuello, debajo de la mandíbula, no se articula con ningún otro hueso y está apoyado por la musculatura del cuello y soporta la base de la lengua.

Su forma parece una herradura y en cada extremo lateral de este parten dos prolongaciones llamadas gran y pequeño cuerno.