Saltar al contenido
I

Función de los Intestinos

Función de los Intestinos
Vota este artículo

En la anatomía humana, el intestino es el segmento del canal alimenticio que se extiende a partir del esfínter del píloro del estómago al ano y en seres humanos y otros mamíferos está constituida por dos segmentos: el intestino delgado y el intestino grueso.

Conociendo al intestino

El intestino está dividido en dos partes: delgado y grueso. En el primero es donde se lleva a cabo la absorción de la gran mayoría de los nutrientes. En el segundo, ocurre la absorción de la mayor parte del agua utilizada durante el proceso de digestión.

La absorción del agua por el intestino grueso es la responsable de la consistencia firme de las heces. La falta de esta consistencia se conoce como diarrea y esta puede ocurrir por factores como virosis, desórdenes en la digestión, etc.

En estos casos, es importante que el individuo se mantenga bien hidratado, ingiriendo bastante agua y busque orientación médica.

El intestino delgado presenta las siguientes capas: mucosa, submucosa, muscular y serosa. La primera capa (mucosa) presenta musculatura del tipo lisa y en ella ocurre la secreción de enzimas y jugos.

Esta capa muscular lisa de la mucosa se divide en duodeno, yeyuno e íleo. El duodeno es su primera porción, va del píloro al yeyuno. En esta región se trabaja el bolo alimenticio por la acción del jugo entérico.

En el yeyuno y en el íleo se lleva a cabo la absorción de los nutrientes, que pasan al torrente sanguíneo e hígado para ser distribuidos a todo el organismo.

Funciones

Intestino delgado

Las funciones del intestino delgado incluyen: completar la digestión, absorción y secreción.

Intestino grueso

Las funciones del intestino grueso son las siguientes: absorción de agua y ciertos electrolitos, la síntesis de ciertas vitaminas por las bacterias intestinales la vitamina K, el almacenamiento temporal de los residuos y la eliminación de los residuos del cuerpo (defecación).