Saltar al contenido

Función de los lípidos en la célula

lipidos

Los lípidos son un tipo de moléculas orgánicas que se caracterizan por ser insolubles en agua, pero sí solubles en solventes orgánicos como el éter, el cloroformo o el benceno.

Esto se debe a que los lípidos tienen una estructura química que les permite formar una capa de hidrocarburos que los hace no miscibles con el agua.

Los lípidos se encuentran en muchos tejidos del cuerpo humano y en otros organismos, y cumplen una serie de funciones importantes, como el almacenamiento de energía, la protección de los órganos y la regulación de la temperatura corporal.

Algunos ejemplos de lípidos son las grasas, los aceites, los esteroides y las fosfolípidos.

Función

Los lípidos tienen varias funciones importantes en las células. Una de las principales es el almacenamiento de energía.

Los lípidos son una fuente de energía muy densa y pueden ser degradados para liberar gran cantidad de energía en forma de ATP, que es utilizado por la célula para realizar sus actividades metabólicas.

Además, los lípidos también tienen un papel estructural en las células. Muchos lípidos, como las fosfolípidos, forman parte de las membranas celulares, donde cumplen una serie de funciones como mantener la estructura y la integridad de la célula y regular el paso de moléculas a través de la membrana.

Los lípidos también pueden actuar como mensajeros químicos en el organismo, como las hormonas esteroides que se liberan en el torrente sanguíneo y que regulan diversas funciones del cuerpo.

En resumen, las principales funciones de los lípidos en las células son el almacenamiento de energía, la formación de membranas celulares y la regulación de diversas funciones del organismo.

Estructura

La estructura de los lípidos es muy variable y depende del tipo de lípido en cuestión. En general, los lípidos tienen una estructura compuesta por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos unidos a él mediante enlaces éster. Esta estructura se conoce como triglicérido.

Los ácidos grasos son cadenas largas de carbono y hidrógeno con un grupo carboxilo al final. Los diferentes ácidos grasos tienen cadenas de carbono de diferente longitud y con diferentes números de dobles enlaces en su estructura.

Esto da lugar a lípidos de diferentes propiedades y funciones.

Además de los triglicéridos, hay otros tipos de lípidos como los fosfolípidos y los esteroides. Los fosfolípidos tienen una estructura similar a la de los triglicéridos, pero en lugar de un grupo carboxilo, tienen un grupo fosfato y un alcohol en el extremo de la cadena de carbono.

Los esteroides, por su parte, tienen una estructura de cuatro anillos de carbono unidos entre sí, y pueden tener diferentes grupos funcionales en sus extremos.

En resumen, la estructura de los lípidos puede variar mucho dependiendo del tipo de lípido en cuestión, pero en general tienen una estructura compuesta por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos unidos mediante enlaces éster.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de los lípidos en la célula. Disponible en: https://www.funcion.info/lipidos-celula/