Saltar al contenido
M

Función de la Mesa Redonda

Función de la Mesa Redonda
Vota este artículo

La mesa redonda es un encuentro entre varios individuos unidos por un interés específico. Durante esta reunión de carácter oral, organizada y orientada por un moderador, se debate una temática o un asunto a través de comunicaciones verbales. En esta agrupación cada integrante puede expresar sus pensamientos libremente.

Función

La mesa redonda a veces tiene la función de ampliar los conocimientos, discutir conceptos, crear nuevas direcciones para ciertas ideas al permitir que las personas expongan opiniones más diversas. Pero otras veces esta se convierte en un elemento que tiene el poder legal de decisión sobre algún tema importante; en estos casos los participantes tienen en manos la oportunidad de elegir democráticamente el futuro de algo.

Miembros de una mesa redonda

Normalmente los miembros de una mesa redonda son personas de traje que discuten sobre un tema determinado. El moderador o coordinador del evento tiene la función de iniciar la reunión, como en los debates. Este propone el tema que será abordado y también presenta a los expositores. A continuación cada uno de ellos leerá un artículo previamente elaborado o hablará sobre el tema en cuestión.

funcion de la mesa redonda

Luego, los invitados exponen sus puntos de vista y luego dan un espacio para las dudas y preguntas de la audiencia. Cuando el tiempo se agota el moderador interviene nuevamente y concluye el encuentro, recordando siempre la importancia de los presentes para el desarrollo de la reunión.

Cabe destacar que esta persona tiene también la obligación de elucidar el objetivo de esta congregación de expertos y dejar claro cuánto tiempo cada expositor tiene a su disposición, así como la duración total de la mesa redonda, entre otras atribuciones. Casi siempre existe lo que se suele llamar primera ronda, durante la cual cada especialista expone su trabajo en el plazo establecido; de lo contrario, el coordinador tendrá la obligación de detener su presentación.

En la etapa posterior el público puede finalmente hacer sus cuestionamientos, ya sea a través de preguntas redactadas en un pedazo de papel y entregadas a los expositores, que se las darán al moderador, o verbalmente, dirigiéndose directamente al invitado que le interesa interrogar.

En algunas mesas redondas es viable la producción de una fase de transición, durante la cual los expositores se hacen preguntas entre sí y discuten sobre puntos en las que no están de acuerdo. Después son abordados por los presentes. La mesa redonda y el panel se diferencian justamente en este punto.

En el panel los invitados discuten solo entre ellos y la audiencia solo observa el debate, sin poder expresar sus propias opiniones. Se trata de un encuentro entre expertos, los cuales acuden en cantidad reducida, un organizador y un moderador.