Saltar al contenido

Función del periscopio

periscopio

Un periscopio es un dispositivo óptico que se utiliza para ver objetos que están fuera del campo de visión directa. Consiste en un tubo largo con espejos o lentes en cada extremo, lo que permite que se pueda ver por encima de obstáculos que estén en el camino, como paredes o montañas.

Los periscopios se utilizan a menudo en submarinos, pero también pueden ser útiles en otros entornos en los que sea necesario ver por encima de obstáculos.

Función

La función principal de un periscopio es permitir que una persona vea objetos que están fuera de su campo de visión directa, como pueden ser edificios o obstáculos que se encuentran por encima de ellos.

Esto se logra mediante el uso de espejos o lentes en los extremos del tubo que reflejan o refractan la luz, permitiendo que se pueda ver a través del periscopio.

Estructura

La estructura de un periscopio es bastante simple. Consiste en un tubo largo con espejos o lentes en cada extremo.

Uno de los espejos está inclinado a un ángulo de 45 grados, mientras que el otro espejo está montado en un brazo giratorio que permite a la persona que mira a través del periscopio cambiar la dirección en la que está mirando.

También puede haber una lente de aumento en el centro del tubo, lo que permite que se pueda ver con mayor detalle lo que está siendo observado.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función del periscopio. Disponible en: https://www.funcion.info/periscopio/