Saltar al contenido

Función Referencial

funcion referencial

La función referencial o denotativa es una de las seis funciones lingüísticas más utilizadas en la vida cotidiana. Se caracteriza por un mensaje centrado en lo que se habla.

Con el compromiso del carácter informativo del mensaje, la función referencial pretende informar, notificar, remitir, anunciar e indicar. La función referencial se caracteriza por algunos aspectos gramaticales, como el uso del orden directo en las oraciones y el discurso en tercera persona.

Como presenta un mensaje centrado con la necesidad de transmitir una información directa y objetiva al interlocutor, la función referencial evita el discurso literario, presente en otras funciones, como la poética y la emotiva.

Algunos mensajes tienen características de varias funciones del lenguaje, sin embargo, lo que prevalece es la función predominante. Considerando que todo acto comunicacional tiene como finalidad transmitir una información, se puede afirmar que la función referencial está en prácticamente todos los tipos de textos.

Características de la función referencial

Los textos con función referencial tienen un lenguaje objetivo, sin presencia de aspectos subjetivos ni de discurso literario.

La función referencial utiliza el lenguaje en sentido literal, con un discurso, generalmente, en tercera persona del singular o del plural, lo que evita que se perjudique la comprensión del mensaje. Algunas características son:

  • El mensaje se centra en el referente, es decir, en el asunto del que se habla.
  • Los textos suelen estar escritos en tercera persona.
  • Las frases están estructuradas en orden directo.

La función referencial es predominante en los textos científicos, en los textos periodísticos y en los textos comerciales. Además, es el tipo de función que está presente en los ensayos escolares, principalmente, en los textos argumentativos o de opinión, en las narraciones no ficticias y en las descripciones objetivas. Otros textos en los que se encuentra son los textos didácticos, en los que se discuten conceptos o teorías.

Función del lenguaje

Al desempeñar un papel fundamental en la comunicación, las funciones del lenguaje permiten comprender los elementos discursivos presentes en los distintos procesos comunicativos.

Las funciones del lenguaje son los elementos encargados de dictar el tono del mensaje, según la necesidad y el contexto en el que se inserta el discurso.

El lingüista Roman Jakobson describió seis funciones del lenguaje que se basan en diferentes conceptos, con el objetivo de transmitir lo que el enunciador pretende decir.

Se clasifican según el enfoque comunicativo que puede estar en el emisor, el receptor, el código, el mensaje o el contexto. De las seis funciones lingüísticas existentes, la función referencial es la más utilizada en la vida diaria.

Además de la función referencial, existen otros cinco tipos de función lingüística:

  • Función emotiva: se utiliza en textos cargados de emoción, sentimientos y subjetividad.
  • Función poética: propia de los textos poéticos, hace uso del lenguaje connotativo y de las figuras retóricas.
  • Función fática o referencial: promueve la comunicación entre el emisor y el receptor, utilizándose al principio, en medio y al final de las interacciones.
  • Función conativa: la función conativa tiene como objetivo persuadir y convencer al lector y se usa a menudo en la publicidad.
  • Función metalingüística: es el lenguaje que habla de sí mismo, teniendo como principal recurso el metalenguaje.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función Referencial. Disponible en: https://www.funcion.info/referencial/