Saltar al contenido

Función de los Relatos Históricos

Los relatos históricos son narraciones que cuentan hechos o acontecimientos que ocurrieron en el pasado, y que suelen estar basados en documentos y fuentes confiables.

A diferencia de la ficción, un relato histórico se enfoca en los hechos reales y trata de dar una visión objetiva de lo que sucedió en el pasado.

Los relatos históricos pueden ser breves o extensos, y pueden abarcar una amplia variedad de temas, desde eventos importantes hasta aspectos más cotidianos de la historia.

Función

Los relatos históricos tienen varias funciones importantes. En primer lugar, ayudan a preservar la memoria colectiva de una sociedad, ya que registran y conservan hechos y acontecimientos importantes del pasado.

Además, los relatos históricos pueden servir como fuente de información y conocimiento sobre el pasado, lo que puede ser útil tanto para estudiosos de la historia como para el público en general.

Por último, los relatos históricos también pueden ser utilizados como herramienta de reflexión y análisis, ya que permiten comparar el pasado con el presente y extraer lecciones y enseñanzas que puedan ser útiles en el futuro.

Estructura

La estructura de un relato histórico puede variar dependiendo del enfoque y la intención del autor, así como del tipo de hechos que se estén narrando.

Sin embargo, en general, un relato histórico suele seguir una estructura similar a la de cualquier otro tipo de relato, con una introducción, un desarrollo y un desenlace.

En la introducción, se presentan los hechos que se van a narrar, así como el contexto en el que ocurrieron.

En el desarrollo, se detallan los hechos y acontecimientos de manera cronológica, dando más detalles y profundidad a la historia.

Finalmente, en el desenlace, se presentan las conclusiones o reflexiones que se puedan extraer de los hechos narrados.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de los Relatos Históricos. Disponible en: https://www.funcion.info/relatos-historicos/