Saltar al contenido
S

Función de los Sacerdotes en el Antiguo Egipto

Función de los Sacerdotes en el Antiguo Egipto
5 (100%) 1 vote

Los sacerdotes en el Antiguo Egipto estaban en la jerarquía social justo debajo del Faraón. Dotados de enorme prestigio y poder, los sacerdotes eran los responsables de la religión y de varias funciones en la administración del Imperio Egipcio. Eran considerados los sabios de Egipto.

El Imperio egipcio tenía una sociedad muy bien dividida y completamente jerarquizada. Las funciones que las personas desarrollaban en la sociedad normalmente eran consecuencia de la familia de las que provenían, porque había como una transmisión debido a la herencia de las posiciones sociales. Por mucho tiempo el individuo en Egipto estuvo atrapado a su condición de nacimiento, tardó mucho tiempo para que hubiera alguna apertura que posibilitara el ascenso social.

funcion de los sacerdotes en el antiguo egipto

Función

Los sacerdotes tenían responsabilidades espirituales y materiales en el Antiguo Egipto. Eran ellos los que administraban las riquezas y los bienes de los grandes y ricos templos en el Imperio. Se hicieron conocidos por ser custodios de los secretos de las ciencias y de los misterios religiosos.

Eran los representantes de los faraones, verdaderos funcionarios reales. Todas las personas que pertenecían a una determinada clase social alta de Egipto se postulan al sacerdocio de un dios en un templo. Sus actividades pasaban por el culto, por las copias de los rituales antiguos, redacción de fórmulas mágicas, distribución de amuletos, medición del tiempo, así como la buena gestión material de los templos.

Eran los encargados de darles dos de las cinco comidas que los faraones comían por día. Los sacerdotes eran siervos de dios, servían en el templo, vivían para el templo, pero no vivían fuera de la comunidad.

Los sacerdotes ayudaban al faraón a mantener el “orden cósmico” a través de la realización de rituales que agradaran a los dioses. Trabajaban en diversos templos que existían en todo el país y, generalmente, el hijo de un sacerdote también era sacerdote.