Saltar al contenido

Función de la Tibia

La tibia es uno de los dos huesos largos que forman parte de la pierna. Se encuentra en la parte medial o interna de la pierna, y se une a la rodilla en una articulación llamada tibiofemoral.

La tibia también se une al peroné en la articulación de la tobillo, y junto con el peroné, forma parte de la articulación del tobillo. La tibia es un hueso importante para el soporte del peso del cuerpo y para la movilidad de la pierna.

Función

La tibia tiene varias funciones importantes en el cuerpo. La principal función de la tibia es soportar el peso del cuerpo y transmitirlo al pie a través del peroné y la articulación del tobillo.

La tibia también permite la movilidad de la pierna, ya que forma parte de las articulaciones tibiofemoral y del tobillo.

Además, la tibia proporciona protección a algunos de los nervios y vasos sanguíneos que se encuentran en la parte posterior de la pierna.

Estructura

La tibia es un hueso largo y alargado que tiene una forma cónica en sección transversal. Está ubicada en la parte medial o interna de la pierna, y se extiende desde la rodilla hasta el tobillo.

La tibia se divide en varias partes, que incluyen la cabeza, el cuello, el cuerpo y las extremidades superior e inferior.

La cabeza de la tibia se une a la fémur en la articulación tibiofemoral, y la extremidad inferior se une al peroné en la articulación del tobillo.

En la parte inferior de la tibia, se encuentran dos pequeñas proyecciones óseas llamadas maléolos medial y lateral, que se encuentran en la parte lateral y medial del tobillo, respectivamente.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función de la Tibia. Disponible en: https://www.funcion.info/tibia/