Saltar al contenido

Función del tubo de ensayo

tubo de ensayo

Un tubo de ensayo es un recipiente de vidrio o plástico que se utiliza en laboratorios para realizar experimentos o análisis químicos.

Es un cilindro cerrado con una abertura en un extremo, que se utiliza para contener y observar reacciones químicas, mezclar soluciones o simplemente almacenar líquidos.

También se pueden utilizar para realizar pruebas de laboratorio de pequeña escala, como medir volúmenes precisos de líquidos o realizar cultivos de bacterias.

Función

Un tubo de ensayo se utiliza en laboratorios para realizar experimentos o análisis químicos. Su función principal es contener líquidos o mezclas de líquidos para permitir que se realicen reacciones químicas o se observe el comportamiento de las sustancias en su interior.

Además, se pueden utilizar para medir volúmenes precisos de líquidos, realizar cultivos de bacterias o simplemente almacenar líquidos. En general, su función es facilitar la realización de experimentos y análisis químicos en el laboratorio.

Estructura

Un tubo de ensayo es un recipiente cilíndrico hecho de vidrio o plástico que se utiliza en laboratorios. Tiene una abertura en un extremo, que se utiliza para meter líquidos o sustancias dentro del tubo.

La estructura del tubo de ensayo es simple, pero es importante que esté hecho de material resistente y resistente a la temperatura, ya que se utilizan en experimentos y análisis químicos que pueden involucrar altas temperaturas o productos químicos corrosivos.

También pueden tener graduaciones en su lateral para facilitar la medición de volúmenes precisos de líquido.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Función del tubo de ensayo. Disponible en: https://www.funcion.info/tubo-ensayo/