Saltar al contenido
V

Función de los Vasos Sanguíneos

Función de los Vasos Sanguíneos
Vota este artículo

Los vasos sanguíneos forman una red de tubos que transportan la sangre del corazón hacia los tejidos del cuerpo y de vuelta al corazón. Los vasos sanguíneos se pueden dividir en sistema arterial y sistema venoso.

Clasificación

Sistema arterial

Constituye un conjunto de vasos que parten del corazón y se van ramificando, cada rama en menor calibre, hasta alcanzar los capilares.

Sistema venoso

Forman un conjunto de vasos que parten de los tejidos y se van formando en ramas de mayor calibre hasta llegar al corazón.

Función

Los vasos sanguíneos que conducen la sangre hacia fuera del corazón son las arterias. Estas se ramifican bastante y se van volviendo progresivamente más pequeñas, y terminan en pequeños vasos denominados arteriolas. A partir de estos vasos, la sangre puede llevar a cabo sus funciones de nutrición y de absorción, atravesando una red de canales microscópicos, llamados capilares, los cuales le permiten a la sangre intercambiar sustancias con los tejidos.

De los capilares, la sangre es recolectada en las vénulas; a continuación, a través de las venas de mayor diámetro, llega de nuevo al corazón. A este paso de sangre a través del corazón y de los vasos sanguíneos se lo llama CIRCULACIÓN SANGUÍNEA.

Estructura de los vasos sanguíneos

Túnica Externa: está compuesta básicamente por tejido conectivo. En esta túnica encontramos pequeños filetes nerviosos y vasculares destinados a la inervación y a la irrigación de las arterias. Solo se la encuentra en las grandes arterias.

Túnica Media: es la capa intermedia compuesta por fibras musculares lisas y pequeña cantidad de tejido conectivo elástico. Se la encuentra en la mayoría de las arterias del organismo.

Túnica Íntima: forra internamente y sin interrupciones a las arterias, incluso capilares. Está compuesta por células endoteliales.